¿Cuál es la importancia de un bioma?

Los biomas son el hábitat de todos los seres vivos. Cada uno de ellos posee sus propias características en cuanto a las condiciones de vida de estos entornos. Son importantes debido a que mantienen el delicado equilibrio que asegura que los seres humanos, todas las especies animales y plantas así como diversos organismos; tengan la oportunidad de prosperar. 

Los biomas y los seres vivos 

Para que un ser vivo pueda sobrevivir debe contar con un entorno que le proporcione todo lo que necesita. Estamos hablando de alimento así como también un lugar donde habitar para desarrollarse. Igualmente, también para Interactuar con otros de su misma especie. 

Y de hecho cada especie y ser vivo se adapta a las condiciones propias que identifican a cada bioma. Por ello encontramos de varios tipos como lo son los biomas terrestres y marinos. En cada uno de ellos encontramos características únicas como una temperatura, humedad, latitud, altitud y una distribución. 

Cuando este delicado equilibrio se perturba como resultado nos enfrentamos a graves problemas. La conservación y preservación de los biomas es necesaria para asegurar que la vida en el planeta no se extinga. Sin embargo, por causa de las acciones del hombre, hemos visto como la contaminación y el cambio climático causan negativas consecuencias. 

Se observa claramente que en diferentes biomas se han producido cambios radicales. Como consecuencia ciertas especies de animales han desaparecido o se encuentran en peligro. Algunos aspectos a tener en cuenta es la alimentación y las temperaturas. Es decir, estos entornos se convierten en lugares inhóspitos. Por ello, son importantes para la estructura global porque garantizan la continuidad de la vida en el planeta. 

¿Cómo afecta la contaminación y el calentamiento global a los biomas? 

La contaminación y el calentamiento global tienen un gran impacto negativo en los biomas, alterando su equilibrio normal. Es decir, todos los elementos que forman parte de estos entornos tienden a disminuir e incluso a desaparecer. Un buen ejemplo son todas las especies animales que están en peligro de extinción, registrando una considerable baja en su población. 

Este es un problema que también queda patente en cómo el número y variedad de plantas va disminuyendo. E incluso estos mismos especímenes comienzan a experimentar cambios que influyen negativamente en su desarrollo. Por otra parte, el agua contaminada deja de ser un alimento seguro para los seres vivos que toman de ella. Igualmente, es un recurso que puede desaparecer por completo contribuyendo a la desaparición de todas las formas de vida que sobreviven gracias a ella. 

El calentamiento global crea cambios en la temperatura y menores precipitaciones,  lo que contribuye a que estos entornos dejen se ser habitables y seguros. Lamentablemente, hay especies de animales más vulnerables ante estos cambios en comparación a otras. Asimismo, ocurre con el acceso a los alimentos que usualmente se encuentran en estos lugares, mismos que dejan de estar disponibles. 

Asimismo, la contaminación provenientes de productos químicos líquidos y gases tóxicos impide que varias especies puedan sobrevivir. Todos los residuos de la actividad humana tienen un importante impacto medioambiental. Los biomas terrestres y marinos con el pasar de los años han experimentado cambios drásticos que preocupa a la comunidad científica. Los efectos adversos sobre el clima en todos los biomas siguen siendo objeto de estudios actualmente, para evaluar las soluciones que se pueden aplicar en cada caso. 

La importancia de los biomas terrestres y marinos 

En los biomas terrestres las plantas cumplen con una importante labor que es el  intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. Es decir, en estas zonas del planeta es donde se limpia el aire que muchos seres vivos respiran. Diversas especies de árboles y plantas son parte de este proceso que en conjunto llevan a cabo sin interrupción. 

Con la tala de los bosques y la deforestación de grandes hectáreas de bosques, se está incurriendo en un error con graves consecuencias medioambientales.  Asimismo, en los bosques tropicales es donde hay una mayor cantidad y variedad de especies animales, mismas que ahora están en peligro. Es muy grave el caos ocasionado en su hábitat natural. 

Los biomas marinos cumplen con la importante función de contribuir a la producción de alimentos. Asimismo, una parte de ellos son una fuente segura de agua apta para ser consumida por seres humanos y la mayoría de todas las especies de animales. Además, el desarrollo de la pesca marina y continental contribuye a la sobrevivencia de una gran parte de la vida en el planeta. 

Por otra parte, en el planeta tierra está cubierto en un 97% de biomas marinos. Significa que la mayoría de la vida en el planeta tiene como hábitat natural estos entornos. Asimismo, son varios los seres vivos que se benefician, incluso aquellos que viven cerca del agua. Los idiomas de agua dulce son los más importantes porque proporcionan acceso a agua potable. 

También hay que recordar que los cultivos y todas las plantas dependen del riego constante con agua que proviene de estos lugares.  Incluso, pueden acceder a ella a través del agua que se almacena de forma subterránea. Por lo tanto, el agua es vital para que también haya suficiente alimento. 

La preservación y conservación de los biomas

Si bien es cierto que varias especies vegetales y animales pueden adaptarse a los cambios del entorno, es importante recordar que hay límites que no deben sobrepasarse. Ya son varias las especies que no han logrado superar este problema medioambiental, una mayor parte se encuentra en grave riesgo mientras que otra se ha extinguido. 

Debido a que el ser humano es el principal responsable la solución está en limitar la actividad humana. Es decir, ser mucho más selectivos y conscientes con respecto a cuáles son las actividades industriales que más efectos negativos causan. Si no se toma medidas cautelares a tiempo enfrentaremos cambios irreversibles en un futuro cercano.