¿Qué es la tundra?

El bioma llamado tundra es un ecosistema terrestre cuya principal característica son sus bajas temperaturas. Se trata de extensas llanuras donde hay poca vegetación y cuya altitud las ubica lejos del ser humano. Su difícil acceso las convierte en algunos de los pocos lugares del planeta tierra donde la naturaleza se desarrolla sin los efectos negativos de la actividad humana. 

¿Cómo es la ubicación y el clima de la tundra? 

La tundra se encuentra en territorios que están cerca de latitudes altas y regiones Polares. La mayor parte de estas zonas las encontramos hacia el hemisferio norte del planeta tierra. A estas zonas se les conoce, los nombres de Alaska, Islandia y Siberia. Asimismo, también se incluyen a esta lista zonas del norte de Canadá; así como también zonas altas entre Chile y Argentina. 

El clima en el bioma de tundra es sumamente frío. Esto es resultado de su altitud con respecto al nivel del mar, ya que a altas alturas la temperatura desciende. Asimismo, estos son lugares en donde hay fuertes vientos y pocas precipitaciones. dadas estas características es por ello que en algunas ocasiones al bioma de tundra se le llama desierto polar. 

La mayor parte del año en los biomas de tundra hay una temperatura que se mantiene por debajo de cero. Estamos hablando entre 6 a 10 meses consecutivos, e incluso, hay zonas donde se registra hasta menos 70 grados centígrados. Esto es el resultado de la combinación de dos elementos: proximidad a los polos y altitud

Aquí los inviernos son muy largos donde las condiciones son extremadamente precarias. Es decir, además del frío también hay poca luz solar. Durante la mayor parte del año la superficie del suelo tiene una capa de nieve. Y durante el verano hay algunas precipitaciones que hacen que la temperatura cambie. En las zonas de tundra con una altitud mayor como en las montañas se llegan a registrar durante las noches hasta varios grados bajo cero. Por ejemplo, en Groenlandia se han registrado temperaturas de -12 a menos 6 grados centígrados. 

Tipos de tundra

Hay tres tipos de tundra y son las siguientes: 

Tundra Ártica 

Se encuentra ubicada en el hemisferio Norte. Aquí encontramos zonas con gruesas capas de hielo ártico. Es una extenso territorio inhóspito, cuyos límites están flanqueados por bosques de coníferas propios de la taiga. Generalmente la carta que se encuentra en el subsuelo permanece congelada la mayor parte del año. En cambio, en la superficie más externa se forman estanques en donde se almacena agua suficiente para las plantas. 

Tundra alpina

Estas zonas se encuentran en las montañas y otras cimas de gran altura. Estas son zonas montañosas caracterizadas por presentar temperaturas que están muy cerca del punto de congelación. Es muy común durante las horas nocturnas. 

Tundra Antártica

Esta es la tipología menos común ya que en el planeta encontramos pocas personas que pertenecen a esta clasificación. Se encuentra en las Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur, así como en las islas de Kerguelen

¿Cómo es la vegetación en el bioma de tundra? 

La vegetación propia de estos lugares se caracteriza por su estructura de poco desarrollo y por ello es de baja altura. De hecho la mayor parte del terreno está cubierto por una capa de hielo y de nieve. Solamente en algunas secciones de monte y suelo se desarrolla  vegetación. 

Las plantas que aquí crecen no poseen raíces profundas. Ellas desarrollan diversas capacidades de sobrevivencia adaptadas a las condiciones climáticas de estos entornos. Algunos ejemplos comunes son el musgo, gramíneas, arbustos bajos, hepáticas y juncias

En la tundra alpina prácticamente no crece ninguna variedad de árboles de gran altura. En cambio, lo que crece son arbustos de hojas pequeñas, así como también hay variedades con hojas brezales. También encontramos árboles de baja altura y hierbas como las gramíneas. La altura de estas plantas no supera los 20 centímetros

Hasta ahora se han podido identificar alrededor de 400 especies de vegetación con flores. Sin embargo, tienen un tiempo corto de duración dadas las extremas condiciones climatológicas con escasas precipitaciones. Además, son pocas las fuentes orgánicas de las que se pueden alimentar y tomar nutrientes. Por ello, se encuentran estas plantas dispersas en todo el paisaje. 

También encontramos zonas en donde el ecosistema es muy seco y áspero, incluso durante el verano. Aquí el viento sopla con mayor fuerza, por lo cual las plantas tienden a aferrarse al suelo. En estos casos en particular desarrollan tallos de mayor tamaño. Además, son plantas que aprenden a desarrollarse con poca y prácticamente ninguna tierra. 

Por ejemplo, en la tundra ártica encontramos 1700 especies de plantas aproximadamente. En esta lista encontramos diversas variedades de plantas hepáticas,  pastos y musgo. Por lo general, ellas crecen en lugares en donde hay rocas, las cuales utilizan para protegerse de las nevadas. 

¿Cómo es la fauna propia del ecosistema de la tundra?  

La fauna apropiada de la tundra son aquellas especies que pueden sobrevivir en las extremas condiciones climáticas de los inviernos largos y fríos. Están capacitados para poder reproducirse y criar su descendencia hasta esperar la llegada de la época de verano. Principalmente la fauna que se compone de mamíferos y de aves

Estos animales se caracterizan por tener en sus cuerpos depósitos de grasa adicionales y se alimentan de poca comida cuando hibernan. Otros ejemplos son los anfibios y los reptiles, los cuáles sin embargo presentan poca cantidad de ejemplares viviendo en este hábitat. Generalmente, las aves, reptiles y anfibios siguen un patrón de inmigración y emigración constante, entre estas y otras zonas. 

La fauna de la tundra alpina son mamíferos como las cabras montesas, ovejas y las marmotas. También aquí encontramos ciertas variedades de insectos que desarrollan características físicas que los hacen capaces de sobrevivir en estos entornos. Algunos ejemplos son las mariposas, los escarabajos y los saltamontes