Tiburón Martillo: Características, alimentación y hábitat

El tiburón martillo es uno de los peces más peculiares y con gran facilidad puede identificarse; con tamaño imponente y singular cabeza en forma de martillo, lo que le da su nombre; es una de las especies acuáticas más interesantes en todo el planeta.

¿Cómo son?, ¿Qué comen?, ¿Dónde viven? son algunas de las interrogantes que responderemos en este interesante post sobre estos gigantes pardos de las aguas marinas.

Una especie interesante, 12 características que describen al tiburón martillo 

El Tiburón Martillo o Sphyrna zygaena es pez único, esta docena de características lo describen a la perfección:

Cuerpo alargado: El tiburón martillo tiene forma alargada, aunque se le aprecia robusto, es más delgado que otras especies de tiburones y luce una figura larga.

Cabeza ancha: La cabeza es bastante ancha como si se tratase una “T” que se forma con el cuerpo; sobrepasa las medidas horizontales de este; es aplanada, las fosas nasales  y los ojos están en ambos extremos, esto le brinda una visión de 360 grados al mover la cabeza.

Tienen gran tamaño: Pueden medir hasta 5 metros de largo y un adulto, mide en promedio de 3, 50 a 3,75 metros. 

Peso Moderado: Al compararse con otras especies de tiburones de dimensiones similares, su peso es moderado, aunque no por ello es liviano, llegan a alcanzar entre 400 y 450 kilogramos en promedio, aunque es común hallarlos de 350 kilogramos.

Color: El tiburón martillo es de color oscuro en el lomo, su piel se observa entre gris azulado y gris verdoso oscuro; el dorso es de color gris claro, siendo más brillante en sus laterales y teniendo el vientre completamente blanco. 

Sus branquias están distribuidas en el cuerpo: Son 5 en total.

Tiene varias aletas: Dos dorsales, una en la parte alta, cerca de la cabeza, esta es puntiaguda y alargada, la otra casi alcanza la cola, es más pequeña y menos puntiaguda; igualmente posee dos aletas pequeñas en la pelvis; y una última aleta caudal.

Es un excelente cazador: Logra camuflarse en el agua de manera perfecta, gracias a sus sensores localiza a través del olfato sus presas y las ataca de forma rápida y letal.

Dientes: Los dientes están apilados en forma de sierra, son puntiagudos y afilados, lo que le deja morder con total acierto, quebrar, triturar y despedazar sus alimentos, sin importar que tengan gran tamaño o su piel sea gruesa.

Reproducción: Son animales vivíparos, capaces de dar a luz entre 20 y 45 crías por parto, cada una se desarrolla en membranas individuales dentro del útero del tiburón martillo hembra.

La gestación dura 8 meses como mínimo, pero se puede extender hasta los 16 meses cuando las crías han alcanzado el tamaño adecuado para salir y sobrevivir por su cuenta, en promedio estas miden entre medio metro y tres cuartos de metro. Las hembras suelen aparearse cada dos años, los machos lo hacen de modo más frecuente.

Socialización: Los tiburones martillos viven en grupos que alcanzan hasta el centenar de individuos mientras son jóvenes, en este modo también migran, así que se puede afirmar que es una especie que se siente cómoda en bancos hasta que se convierten en adultos.

¿Qué y cómo comen los tiburones martillo?

Los tiburones martillo se alimentan solo cuando tienen hambre, no por oportunidad;  para ello cazan a sus presas con rapidez, al camuflarse muy bien con el fondo marino o entre las aguas, sus alimentos principales son las rayas y tienen gran gusto por estas, igualmente comen tiburones pequeños y crías de tiburones; peces, cangrejos, pulpos, calamares, camarones y percebes.

Cazan y comen hasta sentirse satisfechos, si se trata de una presa grande la que han comido, es bastante probable que se les vea haciendo la digestión de forma tranquila, cuando son bocados pequeños como calamares, y otros moluscos y mariscos, será frecuente verlos al ataque de estos para satisfacer su apetito.

Hábitat, ¿Dónde vive el Tiburón Martillo?

Es fácil hallarlos en las aguas tropicales y templadas de todo el planeta, viven  a distintas profundidades, así que tropezar con ellos al bucear o verlos surcar las aguas en las superficies es bastante posible.

El tiburón martillo es un pez que suele a habitar en las costas al igual que en las aguas insulares y continentales; se mantiene en continua migración y es fácil verlos en aguas americanas, sudafricanas, europeas, así que tanto el océano Índico como en el Pacífico y el Atlántico son parte de sus hábitats, al igual que el Mar Mediterráneo.

9 datos adicionales sobre el Tiburón Martillo

Cazan solos, esto aumenta sus posibilidades de hacerlo con éxito, pasando desapercibido ante sus presas.

Los tiburones martillo jóvenes suelen moverse en grupo mientras aprenden a cazar, a medida que crecen se vuelven solitarios.

Las hembras suelen ser más pequeñas que los tiburones martillo machos, esto hace que se vean más robustas.

Su sentido del olfato es agudo, puede oler a su presa a más de un kilómetro de distancia, lo mismo pasa con la sangre, esto los predispone a ser cazados por humanos usando como cebo las vísceras y sangre de otros peces.

Suele migrar a aguas más frías en épocas veraniegas.

Es una especie incluida en la lista de animales en peligro de extinción, esto mayormente a causa de su pesca y caza furtiva para comercializar sus aletas, a esto se suma su reproducción cada dos años.

Les gusta cazar en horas de la noche y antes del amanecer, la oscuridad les beneficia para mimetizarse con el agua, las algas y el fondo del mar.

Se mueven continuamente para sobrevivir, los tiburones martillo requieren nadar continuamente de esta forma extraen el oxígeno que necesitan para respirar, filtrando el agua a través de sus branquias.

Su preferencia por las rayas como alimento, se debe a que estas son identificadas a través de sus sensores eléctricos.